Los Roques Info
spacer.gif (47 bytes)

homeexploreobsessioncontact
white-arrow-west.GIF (56 bytes)atrásspacer.gif (47 bytes)próximowhite-arrow-east.GIF (56 bytes)

Los Roques

 

Los Roques es perfecto para una regata, se puede hacer un circuito pasando por cada una de las islas, por lo general los veleros hacen estos circuitos visitando una isla por día, la navegación entre isla e isla a vela dura de una a dos horas, desde Gran Roque hasta uno de los extremos del parque que seria Cayo de Agua se navega en la mañana para que el sol no nos haga reflejo en el agua y podamos distinguir los bajos, los arrecifes y las entradas por los estrechos canales que son un verdadero espectáculo con el sol atrás, la luz es muy buena para las fotos y lo mejor es que la navegación no es estresante y da tiempo para disfrutar con calma de estos hermosos canales, tomando fotos o tomando una piña colada, por lo general, durante la navegación hay otra actividad que le pone en segundos el corazón a millón, “La Pesca”, fuera cámara, piña colada y todo lo que se tenga en las manos, no hay que dejar escapar el almuerzo que el generoso mar de Los Roques siempre nos regala, porque si hay algo que sobra, son peces, troleando desde el velero se sacan carites, atún, barracudas o bonitos. El regreso se hace el la tarde para que el sol este atrás de igual forma para que nos permita ver el camino por los distintos azules.

Luego de recoger a los pasajeros en el aeropuerto, de explicarle el funcionamiento de las instalaciones de la embarcación y de cerciorarse de que no falta nada, como cigarros, rollos fotográficos, baterías y  de ponerse una ropa cómoda podemos izar velas.  El circuito comienza desde Gran Roque a Noronqui, mas o menos una hora y media, los que no han probado nunca navegar y están un poco temerosos no tardaran ni cinco minutos en adaptarse luego de que se sube la vela, se apaga el motor, ven y sienten seguridad y que escuchan la música de las suaves olas, un pez que salta, las gaviotas o una tijereta que nos persigue…¿Qué? ¿Un pez que salta?, corran a tirar la caña de pesca para almorzar modestamente un pecado fresco, pues hasta la persona mas temerosa e insegura descubrirá en cinco minutos que este encuentro con la naturaleza, uno de los sitios mas vírgenes del mundo lo puede cambiar por el resto de su vida, se pesca para comer, bueno si no se pesca siempre hay un viejo pescador al que se le puede hacer un trueque por un buen pescado o langosta, se usa el viento para trasladarse, cualquiera puede timonear el barco junto con el capitán que le explicara los principios básicos de el viento y la vela, cualquiera puede remontarse a la época de los Piratas, valientes y atrevidos para olvidar todo lo que no es natural “La Ciudad “ .

Noronqui son tres islas, la primera en la entrada tiene un naufragio, la segunda es larga y la tercera que es donde nos vamos a anclar brinda tota la protección del viento y las olas, es una playa que tiene un bajote pera arena y de repente una caída profunda, casi todas son así, se observa el azul celeste y de pronto una línea azul oscura, los veleros se pueden anclar cerca de la orilla o de estos bajos justo como para que uno se pueda tirar desde la proa y caer parados, caminar hasta la orilla o nadar el espacio azul profundo que nos brindan estas peculiares playas para las quillas o se puede bajar en el bote auxiliar para trasladar la cámara, las toallas o la cava con las cervecitas mientras la cocinera prepara el almuerzo. Noronqui es un buen sitio para hacer esnorquelin, tiene muchos puntos donde uno puede ir con el bote auxiliar y cada ves que nos anclamos allí estamos atentos cuando estamos sentados en la cubierta para ver unas amigas que salen a veces, al primer movimiento de agua hay que mirar atentamente por que seguramente son unas tortuguitas que salen nos ven y se vuelven a meter, pasan por debajo del barco, salen por el otro lado… En Noronqui algunas veces hay algunos day tours que vienen de las posadas en lanchas rápidas, los dejan el la mañana y se los llevan en la tarde, casi todas las islas son visitadas por estos day tours, no es mucha gente porque siempre los dejan en fransisqui o Crasqui dejando tal ves las islas mas bonitas en exclusiva para los viajeros en veleros.

Al día siguiente, al despertar con el aroma del pan fresco y el café recién colado, hay quienes antes del desayuno se echan un baño despertador, tonificante, pues el agua es fresca, justa, ni fría, ni caliente, hacen un poco de ejercicio, una caminata por la playa pues no tienen que ir al gimnasio luego de tragar la contaminación de los carros y la bulla contaminante de nuestra paz de las cornetas estresantes de los que van apurados, uno se despierta, se cepilla  los dientes, sube las escaleras respira profundo y salta al agua. Hay otros que esperan el último llamado del desayuno, las sabanas se le pegan, porque es muy agradable estar en el camarote oyendo el suave sonido del agua que choca contra el casco, el mismo sonido que lo durmió y se dice un ratito mas…después del desayuno se reposa un ratito mientras la tripulación termina de acomodar la cocina y para prepara el velero (Quitar las hamacas, preparar la carnada) para la próxima parada que será Sarqui, al llegar hay una entrada, es una de mis favoritas, es un canal que solo se disfruta pasándolo a vela, desde la altura que proporciona el velero se pueden ver las dos playa, se pasa entre Espenqui y Sarqui, en Espenqui se hace un camino de arena parecido al de cayo de agua, algunas veces tiene mas arena y otras se cruzan las olas da playa a playa, nos anclamos en Sarqui donde de igual manera estamos protegidos del viento y las olas, es un espacio de dos a cuatro metros de profundidad, en realidad parece menos, el agua es tan clarita que se puede ver el fondo, el velero queda anclado en frente de la playa y al lado queda un arrecife que es muy bueno para hacer esnorqueling, se puede ir a nado desde el velero o en el bote auxiliar, después del almuerzo y la siesta, podemos ir a una del las playas mas bonitas que queda en la punta de Espenqui, es como una mini piscina muy buena para hacer esnorqueling  y al otro lado una playa larga para caminar, realmente me puedo quedar horas flotando con mi salvavidas en esta playa. De regreso al velero vamos troleando con el bote auxiliar, como a eso de las cuatro es buena hora, para la cena.

Al día siguiente llegamos a carenero, la opinión de todos los visitantes que han recorrido todos Los Roques y de los veleristas en si es que Carenero es el mejor sitio  para anclar, la paz de esta laguna es indescriptible, el velero queda protegido por un manglar bastante alto que suena a todos sus habitantes, las aves que viven allí cantan para despertarlo en la mañana y para despedir el día viendo el ocaso el sol con el acostumbrado aperitivo, una cuba libre, mientras nos vamos acostumbrando a el silencio que nos permitirá pensar en todo lo que hemos hecho y en lo que ese momento mágico nos inspira hacer. Después de la cena, acostado en la hamaca con una copa de vino veremos un cielo que lejos de Gran Roque, si luz artificial, se ve allí y otro de los sitios donde lo he visto así es en la Gran Sabana, un cielo lleno de estrellas, todas perfectamente identificables, desde La Vía Láctea hasta la cruz del Sur y todos los signos para esa fecha, no se compara las noches según se quieran dibujar, calidas, en compañía, románticas, eróticas, entre amigos, de fiesta con música o sin música, pues en Gran Roque quieran o no hay música todas las noches, en la plaza son buenas cuando es una fiesta patronal o la bienvenida de la langosta, el resto de las noche hay música en el bar, por lo general cumbias, de nuestros hermanos colombianos que los Roqueños acostumbran a oír, gracias a dios que Autoridad Única de Área propuso que estas músicas a todo volumen finalizaran a la una de la madrugada, para que la gente pueda dormir, porque hasta en el velero anclado en frente de Gran Roque se escucha.

Carenero es muy especial por nuestros queridos amigos pescadores de langosta, Juancho, el poeta Julian y Ezequiel, Ezequiel pasa en la mañana a saludar algunas veces acompañado de Maria. Maria es una garza que viaja en la proa del peñero, a toda velocidad, se para y se trata de atajar con sus patas como un surfista en su tabla. Ezequiel como un guardián visita a los conocidos y hace amistad con los extraños, ofreciendo su casa para que lo visiten, ya que prácticamente funciona como una entrada donde llegan los botes auxiliares, detrás de su casa hay un caminito de botutos que nos lleva a una hermosa piscina, Ezequiel siempre advierte a los que quieren hacer esnorqueling que tengan mucho cuidado con la corriente, que no naden cerca de la boca, siempre preocupado por los demás y muy atento, cuando estamos todos completos en el “Rancho del Amor” como el lo llamo, comienza a hacer juegos con sus cuerdas, o a responder todo lo que la gente quiere saber sobre un personaje como el, se le nota en su cara, en sus manos, es como el “Viejo y el mar” pero mas que pescar langosta, intenta siempre pescar una novia, es un enamorado de la vida y de las mujeres, a todas las quiere, las halaga pero siempre con un respeto de por medio que es digno de cualquier caballero de antaño. Siempre que podemos, en temporada de langosta nos tomamos todo el día preparando una parrilla de langosta o de pescado. Ezequiel tiene como una especie de caney donde hay una barrillera grande y un gran comedor, lo que hacemos es que preparamos todos los contornos en el barco, preparamos la cava con lo que vamos a tomar y llevamos también algunas papas, tomates y cebollas envueltas en papel aluminio para cocinarlas también a la parrilla.

A partir de carenero el horario de navegación cambia, al día siguiente podemos salir antes del almuerzo para que el sol nos ilumine desde todos los ángulos, rumbo a Dos Mosquises, aun cuando es muy famosa por su estación marina y las tortugas que tienen en cautiverio, el anclaje, dependiendo de la estación del año resulta algunas veces un poco movido.

Cayo de agua es famoso también por sus huecos y el agua salobre que permitió a pescadores usar la isla como parada de sus largos viajes, usando un poco de esta agua para tomar y cocinar, al igual que Dos Mosquises estos cayos se encuentran en mar abierto, el agua es de un azul muy bonito pero no se ve el fondo por lo movido del agua, algunas veces hay mar de fondo e incluso hay veces que los peñeros y sus day tours no van a estos cayos por que el peñero no puede llegar a la orilla por las olas.

Bequebe es muy bonita, queda en frente de Cayo de Agua, realmente para disfrutar estas tres islas, tanto en peñero como en velero es mejor que sea en la época de agosto, donde no hay mucho viento. Bequebe tiene como una especie de rió, agua que se comunica del otro lado de la playa, lo llaman rió de oro, la leyenda dice que en 1605 uno de los barcos de Luis Fernando de Córdoba naufrago cercano a una de las islas en frente de Barlovento con una carga de oro y perlas procedente de Cubagua y Cumana, en los archivos generales de las indias, se encuentra un mapa, punto de referencia de los sobrevivientes, donde dice que tiene esta especie de rió, la única que tiene esta característica y similitud con el mapa es Bequebe.

La navegación de regreso se realiza con el sol atrás, es decir en la tarde, con el viento en contra, esta navegación de regreso es muy bonita porque se aprovecha el viento para agarrar una muy buena velocidad, el velero se escora, toda la tripulación se prepara para realizar los bordes, todos están muy bien entrenados, el segundo borde se hace sin pensar, casi automáticamente ya todos saben su trabajo. Se puede hacer una parada en Carenero o continuar con la siguiente isla,  que seria Crasqui, como es un viaje largo, se aprovecha para la ora para organizar una cena en tierra, en casa de Forita, ella tiene un menú que siempre que hacemos parada en esta isla vamos directo  a su casa, su esposo todos los días sale a pescar y ella lo prepara a la plancha con sus contornos, una salsa especial que no logramos sacarle el secreto y unos ponquecito deliciosos con su respectivo cafecito.  Crasqui es una playa tranquila, hay boyas que están mas o menos cerca de la orilla, uno se puede ir nadando tempranito el la mañana con precaución, pero no es aconsejable ya que hay trancito de peñeros. La playa es muy larga para hacer una buena caminata, hay un camino de botutos que conduce a una playa y otro a una pequeña piscina para hacer esnorqueling.

Después del almuerzo listos para regresar cerca de Gran Roque, se suben las velas y se pasa por un canal, entre Crasqui e isla Agustin, de Crasqui sale un gran bajo de arena donde mas de uno se pregunta como es posible, este paso es uno de los mas bonitos, al igual que  el paso entre Sarqui y Espenqui, se disfruta mucho a bordo de un velero, es todo un paseo.

Madrisqui y Cayo Pirata están unidas por un paso de agua similar al de Espenqui y Cayo de Agua, La bahía de Cayo Pirata es hermosa y muy tranquila, tiene un manglar grade y alto, parecen árboles, en temporada de langosta, este cayo es como un centro de acopio, hay  varios ranchos de pescadores que las venden.

En Madrisqui, hay un gran espacio para anclarse, algunas veces hay mucho movimiento y es mejor irse a dormir a Fransisqui.

Hay tres cayos, Fransisqui de arriba, del medio y abajo. Los veleros se anclan en frente de Fransisqui del medio, aquí se encuentra la famosa piscina, natural, para hacer Esnorqueling, este es uno de los lugares mas seguros para anclar, al igual que carenero, es una bahía que esta protegida por el manglar.

Existen otros puntos de anclaje, son sitios para hacer parada, es mejor visitarlo cuando no hay mucho viento. Son las famosas pelonas, son unas islitas de pura arena no mas de 20 a 40 metros, entre la mas famosa se encuentra Cayo Muerto.

En fin, Cualquiera de estos sitios de anclaje tiene su encanto, su personalidad que hace de cada uno una experiencia única e irrepetible pues todos los días hay algo de acción, dependiendo de las actividades que uno decida hacer, nadar, bucear, snorqueling, pescar, comer, observar, estudiar, leer, navegar…Navegar desafiando el viento, usándolo para trasladarnos, esquivando bajos de arena y arrecifes; dominando el barco, nuestro transporte y dulce hogar, el único sitio donde estaremos a salvo hasta el fin de nuestros días.

 

Mas photos:

 

Mas sobre Los Roques: 

  

Iveth Garcia Bratfeldt.

                             navegando los roques

Obsession Los Roques Venezuela © 1996-2008

 

|Inicio|Índice|Equipos|Tripulación|Interior|Salón|Natación|Precios|Mantenimiento|Recomd.|Fotos.|

sailboat Los Roqueslogo obsession

Dirección postal: Int. Teléfono & Fax: +58 / -(0) E-mail:

Spirit of Obsession
Los Roques
Venezuela

Teléfono del velero: (0)414 9198722
Teléfono:  (0)414 2877554

Telefax: (0) 212 2842015

Velero Obsession:
info@sailboat-obsession.com
spacer.gif (47 bytes)

Envíanos un mensaje: Respondemos en 24 horas.  Gracias!

Fue editada ultima vez: 06/07/08 14:47